La piel de los bebés es muy tersa y suave, además se muy sensible e irritable, por lo que es necesario protegerla. Una parte importante del cuidado de la piel va en el lavado de la ropa del bebŕ, ya que las prendas de vestir están en permanente contacto con la piel del bebé y cuando no se lava de forma adecuada puede causar molestias, irritaciones o alergias.

Seguidamente te dejamos algunos interesantes tips para lavar la ropa del bebé, que de seguro serán de mucha ayuda y ayudarán a cuidar la ropita del bebé y a proteger su delicada piel.

  • Lavar la ropa del bebé aparte, separada de la de los demás miembros de la familia; especialmente en los primeros meses, ya que su piel es muy sensible, así se evita que las prendas del bebé se deterioren o manchen o puedan estar expuestas a bacterias que irritan su piel.
  • Utiliza un jabón suave preferiblemente neutro que sea hipoalergénico, así se evitará que el tejido de las prendas se tornen ásperas y puedan irritar la piel del bebé o causarle molestias, además se evitan que adquieran olores muy fuertes que puedan causarle alergias.
  • Es recomendable lavar la ropa del bebé a mano, si se lava en lavadora, es recomendable utilizar un ciclo delicado y un centrifugado suave, las prendas se deben aclarar muy bien para que no queden restos de detergentes en sus fibras.
  • Utilizar una cantidad mayor de detergente no logrará que la ropa quede más limpia, al contrario puede causar que las prendas se tornen más ásperas y pueden irritar la piel del bebé, además el exceso de detergente puede causar alergias.
  • No se recomienda utilizar suavizantes, ya que el perfume que contiene puede causar alergias al bebé, por ello es recomendable sólo utilizar un jabón neutro muy suave y aclarar muy bien las prendas de vestir.
  • Una vez aclaradas las prendas se deben tener a secar de una vez, para evitar cojan olores desagradables y se arruguen demasiado.
  • No debe poner a secar la ropa del bebé directamente al sol para evitar se desvanezca su color, se recomienda ponerlas a secar a la sombra, además se recomienda colgar cada prenda por sus costuras para evitar se formen marcas que luego son difíciles de quitar
  • Antes de colocar una ropa al bebé se recomienda lavarla previamente, incluso así sea nueva, ya que las prendas pueden haber estado expuestas al polvo o contener bacterias que irriten la piel o causen alergias.